Montemolín

Montemolín es un municipio situado al sur de la provincia de Badajoz perteneciente a la comarca de Tentudía y al Partido Judicial de Zafra.

Se localiza en el levante de dicha comarca, ocupando un espacio que a través de Sierra Prieta, establece la división con la Campiña de Llerena. En el aspecto geográfico, el terreno resulta alomado, cubierto de dehesa y monte bajo o desnudo de vegetación.

Sus coordenadas geográficas son 38º09’N 6º12’W (UTM: 29 S 745354 4226163) y limita con los siguientes:

  • Al Norte con Bienvenida y Usagre.
  • Al Noroeste con Fuente de Cantos.
  • Al Noreste con Llerena.
  • Al Suroeste con Calera de León y Monesterio.
  • Al Sureste con Pallares, Santa María de Navas y Puebla del Maestre.
  • Al Este con Trasierra y Reina.

Con respecto a las vías de comunicación, Montemolín se encuentra a escasos 7 kms de la A66 – Autovía de la Ruta de la Plata y la Nacional N-630. Cuenta con dos carreteras provinciales: La BAV-1668 que une la localidad con la A66 y N-630; y BAV-1167 que comunica con Fuente de Cantos y Pallares donde enlaza la Ex-113 que permite su comunicación con Llerena.

El término, enclavado en el piedemonte de Sierra Morena, presenta un relieve muy accidentado, más que por las elevaciones montañosas, por las fuertes y generalizadas pendientes que ha provocado el profundo encajamiento del río Viar y su red subsidiaria. La elevación más alta de la zona corresponde con la Sierra del Águila Maibejera con una altura de 780 msnm. Otras elevaciones de mención son Sierra de la Conejera, Sierra Baja y Sierra de Enmedio Alta, que culminan en torno a los 600-650 m. de altitud, y son de reducida extensión, así como la Sierra Quebrada y los cerros de la Horca y el Gobernador. El río Viar atraviesa el término, en primer lugar, de sur a norte, para describir un giro de 90º y atravesarlo de nuevo de oeste a este. Es afluente del Guadalquivir, con un nivel de base muy bajo, se ha encajado profundamente en el sustrato de la Era Primaria.

El clima es de tipo mesomediterráneo seco con una temperatura media anual de 15,1 ºC. Los inviernos son suaves, pero algo más frescos que lo que le corresponde por su latitud, con una temperatura media de 7,4 ºC. El verano seco y caluroso, presenta una temperatura media estacional de 24,2 ºC. Las precipitaciones son bajas (549,1 mm), correspondiendo al invierno los registros más elevados de lluvias (196,2 mm), siendo el verano la estación más seca (33,9 mm).

La formación vegetal natural es del tipo durilignosa con bosque esclerófilo mediterráneo representado por la encina y el alcornoque, junto al sotobosque compuesto por arbustos y matorrales aromáticos; madroños, durillos, majuelos, lentiscos, retamas y escobas, brezo, tomillo, cantueso y cistáceas como la jara, el jaguarzo o la estepa blanca, entre otros. Los principales cultivos arbóreos de la zona son: olivo, higuera, almendro y otros. En sus campos se suele cultivar: cebada, avena, forrajeras, leguminosas, trigo, centeno, etc… A estos cultivos de secano, es necesario añadir los de las escasas zonas de regadío, dispuestos en las riberas del río Viar, pantano municipal, y en las del arroyo Corchero.

La fauna es típica y representativa de espacios adehesados y de monte, predominando entre las aves diferentes especies de águilas, buitres y cigüeñas, así como avutardas, sisones, ortegas, o gangas. En cuanto a los mamíferos de importancia se encuentran ciervos, jabalís, conejos, zorros, jinetas, meloncillos, tejones y nutrias.

El núcleo fue un importante enclave árabe estratégicamente situado en el límite fronterizo entre Andalucía y Extremadura, contando para su defensa con una poderosa alcazaba.

En la actualidad, constituye un núcleo marcadamente rural en el que se conserva poco alterada su fisonomía tradicional, ofreciendo acusado valor ambiental pleno de apacible sosiego.

Más información

Centro de información Centro Cultural de Montemolín +34 924 510 145 +34 924 510 001 universidadpopular@montemolin.es

Montemolín es una antigua villa perteneciente a la comarca de Tentudía y situada al sur de la provincia de Badajoz.

La antigüedad de asentamientos en el término de Montemolín se puede remontar a la Prehistoria, hallándose yacimientos arqueológicos del Epipaleolítico a las afueras del municipio.

Geológicamente, el término de Montemolín se asienta sobre el cabalgamiento geológico o falla Ossa Morena que separa yacimientos ricos en plomo, hacia el este, de yacimientos ricos en hierro, hacia el oeste. En la época prerromana este hecho hizo de la zona frontera natural entre la Beturia Céltica (oeste) y la Beturia Túrdula (este).

Los siguientes asentamientos de los que se tienen constancia se remontan a la época romana. De dicha época procede un flamen y prefecto Augustal que se conserva en el Museo de Badajoz, así como otros hallazgos, de los cuales algunos, se encuentran en el Museo Arqueológico de Sevilla. De los últimos hallazgos destaca una necrópolis junto al Río Viar, en un lugar denominado Valdecuerna, de donde procede, entre otros objetos, un capitel corintio que se encuentra en la Iglesia Parroquial, usándose como pila bautismal. Esta zona fue denominada “Apiaum” (zona de muchas abejas), nombre que conserva algo corrupto el río Viar.

Tras el declive de dicho emplazamiento romano, existen lagunas históricas de la Villa hasta el periodo de dominación musulmana, dejando en blanco la época visigoda. Así se tiene constancia que entre los siglos XII y XIII hubo un asentamiento musulmán en la zona norte de la actual Villa.

En 1212, tras la victoria de los reyes D. Alfonso VIII de Castilla, D. Pedro II de Aragón y D. Sancho VII de Navarra sobre el Miramolín Muhammad An-Nasir, “Emperador de Marruecos”, en la Batalla de las Navas de Tolosa y en su repliegue, reconstruyó esta Villa con musulmanes de la población de Mentessa (en la actualidad La Guardia de Jaén). Así la Villa tomó el nombre de Mentemolin, “Mente” por ser la patria de los pobladores almohades y “Molín” por Miramamolín, “Emperador de Marruecos”. Este nombre se conserva en la actualidad, algo corrupto, como Montemolín.

En el año 1246 el rey Fernando III el Santo, mientras se encontraba en la ciudad de Córdoba reuniendo a su ejército para la conquista de Sevilla, mandó marchar al Maestre de la Orden de Santiago, D. Pelay Pérez Correa, sobre Extremadura con orden de rendir los castillos y fortalezas que por aquella parte conservaban los infieles. Así pasaron al poder de los cristianos: Guillena, Lora, Cantillana, Reina y Constantina. El Maestre, alentado con tan buen principio, siguió el alcance almohade y tras la Batalla junto al río Ardila, también llamada Batalla de Tentudía, conquistó los fuertes de Montemolín, Cala, Benagetho, el Finojal y todos los demás municipios que se extendían hacia el oeste y largo de Sierra Morena.

Montemolín pasó entonces a manos de la corona, mientras que Reina y Cantillana fueron dadas a la Orden de Santiago, entre otras. La Orden de Santiago, con el objetivo de construir un dominio territorial más unitario, propuso al rey Fernando III la permuta de Cantillana por la Villa y fortaleza de Montemolín y Benagetho con todos los derechos obtenidos de los almohades. En 1248, por virtud de un privilegio otorgado en Sevilla, Fernando III el Santo aceptó el trueque y Montemolín pasó a Integrarse en la Orden de Santiago, quedando incluida en el Priorato de León, Provisorato de Llerena y Vicaría de Santa María de Tudía.

Montemolín fue cabecera de las Cinco Villas Hermanas del Maestrazgo de la Orden de Santiago en la Provincia de León. Eran estas villas: Montemolín, Fuente de Cantos, Calzadilla, Medina de las Torres y Monesterio.

Durante las luchas intestinas que tiene D. Alfonso X el Sabio con la Orden de Santiago, Montemolín se pone de parte del Rey. Este hecho hizo que en 1282 el Rey Alfonso X el Sabio concediera a Montemolín “Privilegio por la lealtad que manifestaron sus vecinos siguiéndole cuando otros pueblos se fueron contra él” otorgándole fuero propio. En dicho privilegio, el Rey Alfonso X, “concede a los pobladores de Montemolín que sean Reales y del concejo de Sevilla y que se juzgue por aquellos fueros mismos que tienen los de Sevilla…”.

Los términos de las Cinco Villas Hermanas se mantuvieron pro indiviso durante toda la Baja Edad Media. Montemolín ejerció la jurisdicción plena y la responsabilidad y liderazgo de su defensa.

El 14 de marzo de 1608, el Rey Felipe III vende las Cinco Villas Hermanas junto a Almendralejo como Marquesado de Montemolín a unos banqueros genoveses debido a las deudas contraídas por la corona por las provisiones que durante las guerras con Italia, éstos les daban a la corona. La venta se hizo del señorío, jurisdicción, vasallaje y rentas de cada una de las Villas. El 11 de septiembre de 1684, bajo el reinado de Carlos II, se concedió el título de Marqués de Montemolín a D. Ambrosio Spínola y Ferrer de Plegamans, Decano del Consejo de Hacienda, Caballero de la Orden de Calatrava.

El 20 de marzo de 1770, fue comprado por la Corona todos los derechos del Marquesado a D. Cristóbal de Spínola, recuperando así su propia jurisdicción, independizándose y volviendo a ser Villa de realengo.

En 1819 Montemolín es usado nuevamente como moneda de cambio, siendo enajenada por el Rey Fernando VII, junto con la encomienda y prerrogativas que antes ejerciera la Orden de Santiago, a su hermano el Infante Don Carlos María Isidro de Borbón.

En el año 1833, tras la división en provincias de España y la división de la provincia de Badajoz en ocho partidos, la Villa de Montemolín quedó incluida en el partido de Llerena.

Carlos Luis de Borbón y Braganza, hijo del Infante Don Carlos y pretendiente Carlista al trono bajo el nombre de Carlos VI tomó, entre 1845 y 1861, el título de Conde de Montemolín en virtud de los Documentos de Bourgés [18-23 de mayo de 1845]. Dichos bienes le fueron requisados a D. Carlos, pasando éstos a la administración nacional, rigiéndose la Villa por las leyes constitucionales de la monarquía.

La Gastronomía de Montemolín se caracteriza por su variedad y riqueza culinaria típicas de la gastronomía extremeña. Se basa principalmente en una cocina tradicional y en la utilización de productos naturales y de excelente calidad.

PLATOS TÍPICOS:

  • Guarrito
  • Gazpacho
  • Tortilla de Patatas
  • Caldereta
  • Migas
  • Platos relacionados con la caza: Liebre, conejo o perdiz
  • Dulces Típicos: Gañotes, roscos, flores o perrunillas

 

TALLER ARTESANO DE CARTÓN PIEDRA Y PAPEL MACHE «MUCHOS COLORES»

¿Quiénes Son?
Taller artesano dedicado a la elaboración de figuras decorativas con la técnica antiquísima de cartón piedra y papel maché. Cercano a sus clientes, con trato personalizado y familiar, comunicación amistosa. Colaborando con el hábito del reciclaje. A sus creadores les resulta mágico, que cartones y papeles viejos puedan transformarse en infinitos personajes infantiles y formas decorativas.

Objetos que decoran las habitaciones de los más pequeños, les alegran y desarrollan sus sentidos día a día. Sus piezas destacan por su originalidad, tanto en forma como en color. Las elaboran modelan y pintan una a una, eso las convierten en piezas únicas. También les encanta crear y experimentar con cualquier material, intentando unir el arte con la artesanía como madera, hierro, chapa, piedra, papel maché…, utilizando varias técnicas: forjado en fragua artesanal, talla, repujado, cincelado, etc., pudiendo ofrecer piezas únicas y exclusivas en decoración.

¿Qué Ofrecen?

  • Calidad, larga experiencia, profesionalidad y fiabilidad.
  • Disponen de una colección propia en decoración infantil.
  • Pequeñas esculturas, objetos funcionales como lámparas, perchas, máscaras.
  • Decoración de piezas únicas y exclusivas.
  • Hacen piezas personalizadas y personajes típicos por encargo.
  • Pueden ayudar a decoradores y diseñadores a realizar sus propios diseños.
  • A franquicias, les fabrican sus propias ideas.
  • En general, creación de complementos decorativos.
  • Se amoldan lo máximo posible a las ideas de sus clientes.

¿Dónde Están?

  • Taller Artesano de Cartón Piedra y Papel Mache “Muchos Colores”
  • Calle Calvario Nº 45
  • 06291 Montemolín (Badajoz)
  • Teléfono: 924 51 01 90
  • Http://www.muchos-colores.com
Qué ver
Alojamientos
Eventos
Rutas