Aldea del Cano

Aldea del Cano es un municipio español , en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura. La localidad se encuentra en la carretera N-630, la que antiguamente era la Vía de la Plata de la que quedan algunos restos de ella, distando de Cáceres aproximadamente a unos 22 km.

Según datos del año 2017, la localidad tiene una población de 632 habitantes.

El término municipal de Aldea del Cano limita con:

  • Cáceres al oeste y al norte (23 km)
  • Torreorgaz y Torrequemada al este (12,1 km)
  • Casas de Don Antonio al sur (6,5 km)

Más información

Centro de información Ayuntamiento de Aldea del Cano ayuntamientoaldea@aldeadelcano.es http://www.aldeadelcano.es

En 1594, Aldea del Cano formaba parte de la Tierra de Cáceres en la Provincia de Trujillo.

Muy cerca se encuentra el Castillo de Mayoralgo cuyos orígenes se remontan al siglo XIII.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, Partido Judicial de Cáceres que en el censo de 1842 contaba con 220 hogares y 1205 vecinos.

No sabemos nada cierto sobre el origen o fundación del pueblo. Existen diferentes teorías recogidas por autores del siglo XVII pero todas ellas sin base documental, citaremos algunas:

  • Dice Ortiz de Tovar que «su fundación fue por comisión de la Santa Iglesia de Coria y de D. Enrique IV por los años 1292 en Cortijos o casa de un caballero de Cáceres de los de apellido de Cano de la Rocha, de donde se llamaron Aldea del Cano o el cano.

En el interrogatorio de la Real Audiencia leemos respecto a «Aldealcano»: «Es aldea de la villa de Cáceres y aunque se ignora el establecimiento u origen, se dice que fue venta que llamaban de Cano»

No obstante lo anterior si podemos decir que probablemente con anterioridad a las fechas citadas existiera algún tipo de doblamiento en la zona desde época romana, los romanos, se aposentaron por estos lugares cuando Octavio Augusto fundó Mérida. Aquí había una piedra milenaria que decía «TRAJANO CONS II» que significa que siendo segunda vez Cónsul Trajano, se construyó o reparo la vía militar.

Hay también numerosos restos de castros y villas romanas así como varias inscripciones sepulcrales en las inmediaciones del pueblo.

Es difícil recopilar datos sobre la historia de la localidad, pues la mayor parte de los archivos municipales antiguos han desaparecido hace ya muchos años. Existen no obstante dos teorías sobre el origen de nuestro pueblo y de su nombre.

El origen del pueblo de Aldea del Cano, que también se llamó Aldehuela, parece ser que se debe a los romanos, aposentados en aquellos lugares, cuando Octavio Augusto fundó Mérida. Aquí había una piedra milenaria que decía: «Trajano Cons II», que significa que siendo segunda vez Cónsul Trajano, se construyó o reparó la vía militar. Hay también dos inscripciones sepulcrales romanas.

La fundación del mismo es antiquísima, sin que pueda fijarse la época por no hallarse el más mínimo dato; pero por algunas ruinas y escombros que existen y datan de algunos siglos, se deja conocer su antigüedad, y esto se confirma con la memoria que en el pueblo se conserva de haber existido un convento cuyas ruinas han desaparecido totalmente.

Existe una teoría sobre su fundación muy extendida entre la población, que consiste en la existencia de una venta, llamada Venta del Cano, que servía de hospedaje a todos aquellos que venían por la Ruta de la Plata con destino al Norte, o bien al Sur. Alrededor de dicha venta, se fueron construyendo algunas casas debido a la cercanía de la venta con Cáceres y con Mérida. Otra teoría, esta menos conocida, habla de que habiendo en Aldea del Cano numerosos manantiales y fuentes, se comenzó a construir viviendas en este lugar, llamándose el pueblo Aldea del Caño por la cantidad de fuentes existentes. Con el tiempo, pasaría a llamarse tal y como lo conocemos hoy.

Fuente «La Ballestera».

Se basa en productos naturales de la zona, como el cordero, el cerdo o los productos de la huerta.Es una cocina sencilla y de calidad que mantiene viva la tradición de las comidas de las abuelas.

Entre los platos más representativos está: la caldereta de cordero, las migas con torreznos y el gazpacho. En general, los platos típicos de Extremadura.

También se puede degustar todo tipo de embutidos ibéricos como el queso curado de oveja, jamón, lomo y la patatera blanca.

Por último, los dulces típicos como las roscas del calvario, perrunillas, los piñonates o las flores.

Receta Caldereta de Cordero

Ingredientes:

  • 1 paletilla de cordero con su costillar
  • 2 patatas
  • 1 cebolla
  • 2 pimientos verdes
  • 2 zanahorias
  • 4 dientes de ajo
  • 1 rebanada de pan
  • harina
  • 1 vaso de vino blanco
  • agua
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • 1 hoja de laurel
  • unas ramas de tomillo
  • pimentón
  • perejil

Pon un poco de aceite a calentar, agrega la rebanada de pan y fríela. Trocea la carne, salpimiéntala, pásala por harina y añádela a la cazuela. Cuando se dore, retira todo y reserva.

Pica finamente los ajos, la cebolla, los pimientos y las zanahorias. Ponlos a pochar en la cazuela donde has dorado el cordero y el pan. Sazona.

Agrega el pimentón y la carne. Incorpora las hierbas y vierte el vino blanco. Cubre con agua y deja cocinar durante 30 minutos a fuego medio. Coloca la tapa.

Pela las patatas, córtalas en dados y fríelas en una sartén con aceite. En el último momento añade unas ramas de perejil. Sazona y escurre. Agrega las patatas a la cazuela, mezcla y sirve la caldereta de cordero.

Qué ver
Alojamientos
Eventos
Rutas