Lena, un destino para disfrutar con los cinco sentidos

Paisajes Lena

Amada González Sánchez, de la Oficina de Turismo de Lena (Asturias), nos descubre sus rincones favoritos de este municipio al norte de la Ruta Vía de la Plata.

Acabamos de llegar a Lena, ¿cuál es el primer lugar que nos recomendarías visitar?
La iglesia de Santa Cristina de Lena, joya del prerrománico asturiano, datada a mediados del siglo IX dentro del periodo Ramiriense. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985.

En nuestra estancia en la localidad, ¿qué no podemos dejar de hacer?
Visitar el Parque Natural de la Ubiñas-La Mesa, declarado reserva de la Biosfera por la Unesco; ascender al Puerto de la Cubilla, en el corazón de la reserva de la Biosfera y etapa con meta de la Vuelta Ciclista a España en septiembre de este año 2019; disfrutar del freestyle en la estación de esquí de Valgrande-Pajares, complejo invernal desde 1954; y recorrer la Vía de la Carisa, vía romana con varios bienes de interés cultural en su trazado: restos arqueológicos, castros, campamentos romanos, que configuran uno de los itinerarios más antiguos datados de toda la Vía de la Plata.

Tanta actividad nos ha abierto el apetito. No nos podemos ir de la localidad sin probar… 
La cocina lenense es fruto del esfuerzo del trabajo de la tierra (fabes, arbeyos, escanda, berces,…), del cuidado de la ganadería (carne roxa, gochu, corderu, cabritu,…), de la abundante caza (jabalí, corzu, codornices, perdices,…) y de la pesca (trucha). La combinación de todos estos productos nos dan platos como la fabada, los arbeyos con jamón, el pote de castañes, embutidos, arroz con leche, frixuelos, suspiros de Payares, borrachinos,… Todo regado con el zumo de sus manzanas que fermentado nos da la sidra. Imprescindible probar el corderu a la estaca, que tiene una festividad específica el primer domingo de julio en el prau L.Lagüezos, en el límite de Lena con Quirós.

¿Qué recomendación top le darías a nuestros lectores para que su estancia en Lena sea inolvidable y quieran repetir?
Disfrutar de sus fiestes de prau. En cualquier época del año se suceden fiestas patronales de pueblo en las que aún perduran antiguas tradiciones. Toda fiesta que se precie comienza con una solemne misa y posterior procesión; tras ella llega ‘La Puya del Ramu’, formado por varios roscos de pan adornados con cintas de colores y manzanas que se subastan entre los presentes para sufragar los gastos de las fiestas. En estas fiestas al aire libre resalta la gastronomía (almuerzos campestres con tortillas, empanadas, huevos cocidos, embutidos, sidra,…) y folclore con la gaita, el tambor, bailes y canciones asturianas.

Y, dejando a un lado Lena, ¿cuál es el lugar o la localidad de la Ruta Vía de la Plata que más te ha sorprendido y por qué?
Mérida, por todo su casco histórico lleno de maravillas.

Para terminar, ¿qué consejo le darías a nuestros lectores para que su viaje por la Ruta Vía de la Plata sea perfecto?
Que disfruten de todas y cada una de las sensaciones que puedan percibir a través de los sentidos: del gusto, saboreando los frutos de la tierra; el olfato, respirando el aroma de la naturaleza, el aire limpio y puro de la montaña; el tacto, sintiendo el contacto con nuestra tierra; el oído, escuchando el habla de la gente y la algarabía de sus fiestas; y la vista, percibiendo todas y cada una de las tonalidades que nos da la naturaleza.

 

Amada González Sánchez

 

COMPARTIR ESTE ARTICULO