Ruta Ornitológica Sierra de Béjar

Montaña:

A altitudes mayores de 2.000 m. s.n.m. se da un paisaje abierto donde se entremezclan prados subalpinos, matorrales de piornos y pedregales. En los prados podemos observar bisbita alpinaalondra común y lavandera boyera. En los piornales es muy abundante el acentor común, y, en menor medida, el zarcero común, el escribano hortelano y el pechiazul. Las laderas cubiertas de piedras y los picos rocosos forman el biotopo del roquero rojoescribano montesinochova piquirojaáguila real y buitre leonado.

Bosques y matorrales:

El bosque en la Sierra de Béjar pertenece a la capa de vegetación denominada “supramediterránea”. Dominan los árboles caducifolios como el roble melojo y el castaño. Albergan una rica avifauna propia de medios forestales, destacando pico menorpicogordopapamoscas cerrojillomosquitero papialbocolirrojo real y águila calzada. También hay extensiones considerables con bosques de pino silvestre donde se encuentran especies como carbonero garrapinopiquituerto comúnreyezuelo común y listadochotacabaras gris, etc. En las zonas con matorrales de brezo, escoba, zarzamora, majuelo, rosal silvestre, etc. se cobijan multitud de aves de menor tamaño como las currucasrabilargatomilleracarrasqueñacabecinegracapirotada y el escribano soteño y es el hábitat de caza preferido del águila culebrera.

Ríos:

En los ríos de agua corriente que muchas veces van acompañados por un bosque ripario de alisos, fresnos y sauces, es fácil escuchar, pero difícil de ver, a los ruiseñores común bastardo escondidos en la espesura de la vegetación. El mirlo acuático, la lavandera cascadeña, así como el martín pescador siempre están cerca del agua.