La Vera

Plasencia

Madrigal de la Vera (regreso a Plasencia)

75 km

La Vera

En la parte más nororiental de la alta Extremadura, entre las cumbres de la Sierra de Gredos y el río Tietar, se sitúa La Vera. El viaje por esta hermosa comarca ha de hacerse sin prisas parando a ser posible en todos y cada uno de sus dieciocho municipios para reconocer sus bellas calles y plazuelas.

La Vera ofrece al visitante una alternancia en armonía de los más diversos paisajes: las abruptas y nevadas cumbres graníticas de los picos Almanzor y la Covacha, techo de Extremadura; las altas laderas cubiertas de pasto y monte bajo; los espesos robledales; las ricas huertas salpicadas de frutales en torno a los pueblos; las esbeltas choperas que denuncian el curso bajo de las gargantas y las fértiles vegas del Tiétar con su rica variedad de productos.

La peculiar arquitectura tradicional unida al irregular y asimétrico trazado de calles y plazas fue magistralmente definido por D. Miguel de Unamuno. Otro personaje fundamental de la historia de España, el Emperador Carlos V, eligió esta comarca para el descanso de sus últimos días y murió en el Monasterio de Yuste el 21 de Septiembre de 1558.

La visita a la comarca de La Vera, a parte de obligada, puede hacerse en cualquier época del año. En La Vera encontraremos numerosos atractivos paisajísticos, arquitectónicos y populares.

Destacamos por su belleza y atractivo paisajístico como arquitectura y tradición como Cuacos de Yuste, Jarandilla de la Vera, Garganta la Olla, Losar de la Vera, Villanueva de la Vera, Valverde de la Vera o los paisajes de Guijo de Santa Bárbara, Jaraiz de la Vera, o subiendo la sierra de Gredos hacia Madrigal de la Vera y ver el Tiétar, sobre todo el salto de agua más grande de extremadura con 63 metros y las gargantas, curso y naturaleza que rodean al rio Tiétar.

Qué ver:

Cuacos de Yuste

El Monasterio de Yuste, la Casa de D. Juan de Austria, la Plaza Mayor.

Jarandilla de la Vera:

El Castillo de Oropesa (siglo XV), la ermita del Nuestra Señora de la Asunción. La Garganta de Jaranda (río Tiétar).

El Losar de la Vera:

La iglesia de Santiago el Mayor (siglo XV) y la ermita del Cristo de la misericordia, y las gargantas de Vadillo y Cuartos.

Garganta la Olla:

Arquitectura tradicional, el templo de San Lorenzo (siglo XVI).

Villanueva de la Vera:

Plaza Mayor porticada, la iglesia de la Concepción (siglo XVI), la Garganta de Gualtaminos y la Cascada del Diablo.

Valverde de la Vera:

El Castillo de D. Nuñoz Pérez de Monroy (siglo S XIV)y la Iglesia de Nuestra Señora de las Fuentes Claras y el Rollo de la Vergüenza

Además…

Es recomendable también recorrer las laderas de la Sierra de Tormantos o de Gredos si desea hacer Senderismo, por la ruta de Carlos V o por la «Covacha», o bien visitar el museo de Pecharromán en Pasarón de la Vera y el Palacio de la mencionada localidad de Pasarón, o estar por la «Capital de la Comarca» Jaraíz de la Vera y observar el río Tiétar en su Transcurso o incluso seguir por Arenas de S. Pedro (Ávila) ver sus cuevas, o la aldea Celta cercana a Madrigal de la Vera, o degustar sus productos que condimentados con el Pimentón de la Vera los hacen únicos e inconfundibles, aparte del queso, cerveza y chazinas de calidad que se producen en la comarca.