PUENTE ROMANO DE CEBRONES DEL RÍO

Puente romano de siete ojos bien conservado sobre la Vía Romana XXVI, Astorga – Zaragoza.  Estuvo activo hasta la construcción de la N-VI, bajo la cual se construyó el “Puente Nuevo”.

El puente es de siete ojos, cubiertos con siete bóvedas de cañón de sillería cuyas luces varían   entre los 11,50 y los 14 m de luz. La tercera bóveda, comenzando a contar desde la margen   izquierda está quebrantada por ambos lados, lo que hace que su apariencia sea curiosamente   apuntada. El ancho de todas ellas es de 5,30 m. De mampostería tosca. Los tajamares son   simétricos, igualmente apuntados aguas arriba y abajo, y originariamente llegaban hasta la   rasante. El ancho útil desde la ampliación es de unos 7,10 m de los cuales, 0.90 m están   ocupados ambos lados por pequeñas aceritas de cemento. La nueva barandilla que sustituye la   armadura de la fábrica original, es metálica de tubo y está bastante deteriorada. Existe un   tajamar aguas arriba, el segundo desde la margen derecha, que presenta un interesante   escalonamiento en la base, fruto  de sucesivas consolidaciones de la pila. Aguas abajo se ha   creado una playa fluvial muy agradable con buena sombra de álamos y chopos.

Centro de información: Oficina de Turismo C/ Fray Diego Alonso, 9 – 24750 La Bañeza (León)
Dirección: Cebrones del Rio