Museo Mateo Hernández

Ubicado en la nave de la que fuera iglesia de San Gil,  Escuela de Maestría Industrial y Ayuntamiento. Fue inaugurado el 25 de agosto de 1980. Es un edificio de líneas modernas, compuesto de dos plantas, que alberga en su interior gran parte del legado hecho por el escultor bejarano, de renombre internacional, Mateo Hernández al Estado Español.

Este edificio custodia medio centenar de esculturas realizadas desde 1913 hasta su fallecimiento en 1949. Obras en talla directa, sobre distintas piedras de gran dureza, que no dejan indiferente a nadie.

Considerado uno de los mejores escultores animalistas del siglo XX, sus obras recorrieron el mundo en exposiciones temporales alcanzando tal relevancia que algunas de ellas forman parte de las colecciones de museos como el Metropolitan de Nueva York: Pantera Negra ( una de sus obras más conocidas e impresionantes) o el Museo de Luxemburgo:  el Marabu.

En el Ábside de San Gil, edificio anexo al museo, se puede visitar el Autorretrato Sedente, una de sus obras más emblemáticas, tallada en diorita y que le llevo cinco años esculpir, debido a sus enormes dimensiones.

Además de las obras de Mateo Hernández, el museo expone parte de la donación realizadas por los familiares de otro artista bejarano: Francisco González Macías, escultor que destacó, entre otras, por la multitud de encargos religiosos, siendo varias las cofradías e iglesias las que cuentan con obras suyas.

El edificio principal del museo se encuentra totalmente adaptado para minusválidos, con rampa de acceso, ascensor y cartelas de descripción de las obras en Braille.

Mateo Hernández desarrolló toda su trayectoria artística en París, donde tras unos comienzos muy duros consiguió un gran prestigio que culminó en la condecoración que el estado francés le otorgó, concediéndole la Legión de Honor.

Centro de información: Ayuntamiento de Béjar
Dirección: Ensanche de la Calle Mayor denominado Plaza de Martín Mateos junto a la antigua torre del reloj de San Gil.
Teléfono: 923 40 01 15