Alubiada

Septiembre
Alubiada

Tienen fama desde antiguo y desde siempre se ha comerciado con ellas. Las afamadas alubias de La Bañeza tienen marchamo de calidad y gran pujanza: 150  productores, diez empresas envasadoras y cientos de hectáreas de cultivo. Una industria en marcha que tiene uno de sus mejores escaparates en la popular Alubiada que cada año se celebra en La Bañeza el tercer fin de semana de septiembre  precedida, como viene siendo habitual, por la Feria Agroalimentaria.

La celebración de la Alubiada es un acontecimiento que se ha convertido, pese a su juventud, en una cita obligada del verano, no sólo para los bañezanos y comarcanos, sino para todos aquellos que visiten la ciudad este día.

Habitualmente se ponen las alubias a remojo el sábado por la mañana, para encender los fogones el domingo temprano y poder repartir las cazuelas alrededor de la una de la tarde.

Las alubias se sirven en la típica cazuela de barro y se comen con cuchara de madera, ambas cosas se pueden conservar como recuerdo, en la Plaza Mayor y sus inmediaciones en las mesas que el ayuntamiento dispone al efecto.

Para la elaboración de la Alubiada se emplean aproximadamente 450 kilogramos de alubias de la Indicación Geográfica Protegida Alubia de La Bañeza-León, 120 de chorizo, otros tantos de panceta fresca y 60 kilos de huesos de jamón, entre otros ingredientes como 36 kilos de pimiento verde, tres sacos de cebolla, 22 kilos de ajos gordos y 15 de pimentón. Una vez cocinados, pasan a convertirse en aproximadamente 5.000 raciones que se repartirán entre todos aquellos que se animen a probarlas acompañadas de un segundo plato y postre (que varía según el año) y buen vino.