Termas Romanas de Alange

Termas Romanas de Alange

La localidad de Alange se sitúa a unos 18 Km. de Mérida. Su balneario, denominado en tiempos romanos Aquae, fue muy conocido, acudiendo a disfrutar de sus aguas los miembros mas destacados de la sociedad romana. Por inscripciones sabemos que allí hicieron uso de sus aguas, entre otros muchos, Licinius Serenianus que ofreció un ara en honor de Iuno Regina, como agradecimiento por la curación de su hija Varinia Serena.

El edificio para baños, de forma rectangular, mide unos 33 metros de largo por 16 metros de ancho, su interior acoge dos cámaras de similares medidas (casi 11 metros de diámetro por casi 14 de altura), en su centro se situaron sendas piscinas circulares dotadas de gradas para facilitar la bajada a los bañistas y rematadas en una cúpula de forma semiesférica con un oculus o apertura circular central.

El balneario se decoró ricamente con estatuas, pinturas y jardines. En las paredes del patio puede verse el ara votiva dedicada a Iuno.