Puente Romano del Albarregas

Puente Romano del Albarregas

Es de menor tamaño que el del Guadiana midiendo 144 metros de longitud por unos 8 metros de anchura. Se construyó en época augusta para salvar un afluente del Guadiana, el Barraeca (Albarregas).

Desde este puente partía la vía que comunicaba Augusta Emerita con Asturica Augusta (Astorga), a través de Norba Caesarina (Cáceres) y Caparra, conocida como Vía de la Plata.

A lo largo de su historia, y hasta determinar su estado actual, sufrió diferentes cambios. En su recorrido se abren cuatro arcos de distinto tamaño. Los arcos parten de bases colocadas sobre el lecho del río y realizadas a partir de sillares almohadillados, semejantes a los utilizados en el puente del Guadiana. Los arcos son bastante parecidos a los de su hermano mayor, sin que se aprecien los tajamares del puente mayor, indicador claro del diferente caudal de ambos ríos. Las dovelas que forman los arcos se continúan con las hileras de piedra que cubren los tímpanos. A ambos lados del puente aparecen parapetos que no existen en el puente sobre el río Guadiana.