Puente Romano de la Alcantarilla

Puente Romano de la Alcantarilla

De época augusta, su construcción es de menor envergadura que la de los otros dos puentes de la ciudad, pasa desapercibido por su lejanía de la ciudad y por el esplendor de dichos puentes. Se localiza a unos 2 kilómetros al este de Mérida, junto a la vía del ferrocarril que une Mérida, Badajoz y Cáceres.
Se construyó para salvar un arroyo en la calzada que unía Augusta Emerita con Olisipo (Lisboa). De un solo ojo, tiene una longitud de unos 7 metros y una anchura próxima a los 4 metros y medio.
Su núcleo se construyó en opus caementicium y la bóveda, hoy de ladrillos, probablemente en su origen fue de sillares. El dorso del puente estaba realizado en opus mixtum con hiladas de ladrillo entre la piedra.