Plaza Grande y Plaza Chica

Plaza Grande y Plaza Chica

Al terminar la calle de Santa Catalina arranca un soportal que nos advierte que nos acercamos a uno de los espacios urbanísticos más originales de la Península, nos referimos a las llamadas por el pueblo Plaza Grande y Plaza Chica: dos ámbitos diferenciados, aunque unidos a la vez.

La más antigua es la Plaza Chica, que fue el centro de la villa medieval, la plaza del concejo y del mercado.

Su uso mercantil propició que fuese porticada tempranamente, excepto en uno de sus lados menores donde estaba la Audiencia. Era el lugar donde se celebraban los mercados semanales autorizados desde 1380, por lo que allí estaba el cuarto del almotacén; y, además, para comprobar las medidas de los géneros se grabó, a lo largo del fuste de una de sus columnas, la llamada Vara de Zafra. De planta rectangular, se rodea de blancas fachadas con soportales bajo arcos de ladrillo enmarcados por alfices, excepto en el viejo edificio concejil (hoy, sede de la Escuela Municipal de Música).

De gran interés es una vivienda cuya fachada muestra su decoración primitiva gótico-mudéjar de arcos entrelazados. Esta plaza se comunica con la otra a través del Arquillo del Pan, en el que puede verse la diminuta capilla barroca de la Esperancita.

La Plaza Grande era primitivamente el solar, el atrio y el cementerio de la antigua parroquia de la Candelaria. A mediados del siglo XV, el desarrollo mercantil de su entorno propició la construcción de soportales en los bordes del camposanto, para favorecer las transacciones comerciales. Cuando se derriba y traslada la iglesia a su actual ubicación, surge como nuevo espacio abierto intramuros. Entre las casas que lo bordean destaca la que fuese del humanista Pedro de Valencia.

Centro de información: OFICINA DE TURISMO DE ZAFRA
Dirección: Centro de la ciudad. Casco Histórico
Teléfono: 924551036