Locomotoras de Vapor

Locomotoras de Vapor

Durante el proceso de industrialización de la cuenca del Caudal, las locomotoras de vapor jugaron un papel importantísimo como principal medio de tracción en las vías del exterior de las explotaciones mineras. Además del transporte de carbón, fueron vitales en otras tareas auxiliares, desde el acarreo de suministros al de personal.

Durante algo más de un siglo, de 1876 a 1984, las empresas mineras y siderúrgicas de la cuenca del Caudal tuvieron en funcionamiento, en uno u otro momento, unas 125 máquinas que formaron uno de los conjuntos de este tipo más importantes de Europa. En él estuvieron representados los principales fabricantes de Gran Bretaña, Alemania, Bélgica o Estados Unidos, además de ejemplares de construcción nacional entre los que destacan algunas que salieron de los talleres de las propias empresas de la Cuenca. Todas ellas representaban la práctica totalidad de las variantes en el diseño de las locomotoras de vapor industriales, por su número de ejes, la disposición de sus tanques de agua o el tipo de bastidor.

Su declive discurrió parejo al de la minería del carbón, a partir de los años 60, hasta su total desaparición a principios de la década de los 80.
Aunque la mayoría fue convertida en chatarra, es excepcional que alrededor de una treintena, aproximadamente la cuarta parte del total, haya llegado hasta nuestros días. En los últimos años muchas han encontrado su hogar en instituciones como el Museo del Ferrocarril de Asturias, pero una pequeña parte de ese importantísimo conjunto permanece todavía en las calles de Mieres:

Locomotora SHE 11
Situada junto a la antigua Estación del Vasco, hoy sede del Centro de Asistencia Social. Construida para el ferrocarril de las Minas de San Miguel (Huelva), fue adquirida, junto a su gemela SHE – 12, por la Sociedad Hullera Española para servicio en el ferrocarril de las Minas de Aller de Ujo a Moreda. Cedida por Hunosa al Ayto. de Mieres, restaurada por la E.T. de Arqueología de Bustiello.

Locomotora F.M. 102
Ubicada en la Casa de Cultura Teodoro Cuesta. Corresponde a una serie de cuatro máquinas iguales adquiridas por la Compañía de Minas y Fundiciones de Santander y Quirós para la línea que construyó entre Quirós y Trubia para transportar carbón y mineral de hierro. En 1892, fue trasladada a Mieres para realizar los tramos de obras en la construcción de los ferrocarriles que se trazaron desde Fábrica de Mieres hasta Mina Mariana y Mina Baltasara. En 1918, es trasladada definitivamente a Mieres. Esta locomotora fue la primera locomotora que, en ancho de vía de 0,75 m., circuló en España. Tiene un valor histórico excepcional.

Locomotora TURÓN III
Máquina de vía estrecha, fue construida en 1914, y utilizada para transportar el carbón del valle hasta 1972. Se encuentra situada en La Cuadriella.

Locomotora HT110
Construida en 1928 por los talleres „Hulleras de Turón“ recuperando piezas de otra máquina anterior de origen inglés. Ubicada cerca de la Turón III, en la Cuadriella (Turón).

Locomotora SHE-8
Construida en 1918 por Vulcan Iron Works (Estados Unidos), con el número 2765. Ejemplo muy destacado de locomotora minera de construcción americana para la Sociedad Hullera Española, junto a otra gemela. En los años de la Primera Guerra Mundial, cuando los mercados estaban cerrados por la guerra, sirvió en el ferrocarril de las Minas de Aller. Esta situada en las inmediaciones del Pozo San José, en Turón.

Centro de información: Oficina de Información Turística
Teléfono: 985 450533