Castellum Aquae

Castellum Aquae

Esta cisterna o torre de decantación de aguas, era el punto final del Acueducto de Los Milagros. Se localizaba muy próxima a la muralla y, desde aquí, se distribuía el agua procedente de la Presa romana de Proserpina por toda la ciudad.

Las torres de decantación recibían el agua de las diferentes conducciones y la filtraban mediante el sistema del vaciado de agua en varias piscinas en cuyos fondos se depositaban los limos que trae, posteriormente se distribuye un agua limpia por toda la ciudad.

La costumbre, durante esta época, consistía en adornar este tipo de construcciones públicas con fuentes monumentales, por lo que se sospecha que ésta también lo estaría.