Basílica, Horno y Cripta de Santa Eulalia

Basílica, Horno y Cripta de Santa Eulalia

El conocido como Hornito es un templete dedicado a Santa Eulalia edificado utilizando los escasos restos del primitivo Templo romano de Marte que en su día se situó fuera del recinto amurallado y próximo al río Albarregas.

Los pocos restos que permanecen forman parte de un entablamento de orden corintio y están compuestos por una cornisa y un friso en el que puede leerse la inscripción MARTI SACRVM VETTILIA PACVLI  (consagrado a Marte por Vettilia, esposa de Paculo) y algunos dinteles, pilastras y alquitrabes. Por la inscripción deducimos su función como lugar de culto a Marte, dios de la guerra. Hoy en día es, junto con la Basílica adyacente, lugar de culto de la patrona de la ciudad, la Mártir Santa Eulalia.

En la cercana Plaza de Joan Miró, se alza un obelisco conmemorativo con tres altares del Templo romano de la Concordia de Augusto. Bajo ellos encontramos dos estelas en las que se habla del mencionado templo. Culmina el obelisco un capitel corintio que soporta la imagen de Santa Eulalia.

Tras el Hornito se contruyó, en el siglo V, una basílica cristiana de carácter martirial en conmemoración del martirio de la santa y para su culto. Sobre esta primera basílica, se edificó la actual Basílica de Santa Eulalia.

En su entorno se localizaban otros edificios visigodos, entre ellos dos conventos, uno masculino y otro femenino, una escuela y el Xenodoquium, creando así un centro de atracción religiosa de gran importancia en su época.

En el interior destaca su amplitud, con tres naves separadas por amplios pilares adornados con columnas. Es interesante reparar en que algunos de estos pilares tienen distinta forma que el resto debido a que se debieron adaptar a los huecos dejados por la primitiva basílica sobre la que se asentó la actual. El presbiterio y las dos capillas laterales son de origen visigodo. Sobre éstas últimas se levantaban las primitivas torres, de las que nada se conserva.

En 1990, como consecuencia de obras de acondicionamiento, se realizaron excavaciones en el subsuelo, que propiciaron la aparición de restos materiales de diversas casas romanas, de una necrópolis cristiana del siglo IV y del primitivo templo del siglo V. Varias de las criptas sacadas a la luz están decoradas con magníficas pinturas murales muy bien conservadas.

 

 

Horario:
 
Verano (del 1 de Junio al 30 de Septiembre).
            De 10:00 a 13:45 y de 17:00 a 19:15
 
Invierno (del 1 de Octubre al 31 de Mayo).
            De 10:00 a 13:45 y de 16:00 a 18:15
 
Cierra los domingos y todas las festividades religiosas.