Ornitología en la Ruta

HÁBITATS DE LA RUTA ORNITOLÓGICA COSTA DE GIJÓN

En esta ruta se pueden observar 3 hábitats:

Mar Cantábrico

El Mar Cantábrico forma parte del Océano Atlántico. De aguas relativamente frías y profundas, un viento que no cesa de soplar con fuerza y un pronunciado oleaje puede parecer un ambiente inhóspito para la vida silvestre, pero las apariencias engañan, porque el mar cantábrico está repleto de flora y fauna. La importancia para la pesca lo confirma. Gran cantidad de aves marinas que crían en las costas dependen del mar para su alimentación, destacando la gaviota patiamarilla, el cormorán moñudo o el paíño europeo. El Mar Cantábrico es, además, importante como zona de invernada y de paso para aves marinas procedentes del norte como alcatrazgaviota tridáctilapardelaspágalospaíñosnegronescolimbos, por mencionar sólo algunas. 

Costa acantilada y rasa: 

La estrecha franja donde se encuentran el mar y la tierra es un hábitat robusto y dinámico. Donde la fuerza del oleaje y el viento impactan continuamente sobre la tierra rocosa se han formado escarpados acantilados, algunos de más de 100 m de altura. Nichos, repisas y grietas en estas paredes más o menos verticales constituyen el sustrato de cría de la abundante gaviota patiamarilla y de los escasos paíño europeo y cormorán moñudo, y también del halcón peregrino. Detrás de la primera línea se extiende la llana rasa cubierta en parte por un denso manto de brezo. Es hábitat de cría de tarabillascurrucasalondrasalcaudón dorsirrojo, etc. En época de migración grandes bandos de paseriformes suelen tomar tierra en la rasa para descansar y recobrar fuerzas.     

Playas y desembocaduras:

Los acantilados en la línea de costa se ven interrumpidos por playas de diversa índole: arenosas, de grava y de roca, así como por desembocaduras de pequeños ríos como el Río Piles o la Ría de Avilés, donde se forman, gracias la incesante labor de la marea, bancos de arena y fango (cieno), ricos en invertebrados. Estos sitios llanos, despejados y tranquilos a la orilla del agua suelen ofrecer las condiciones óptimas para la alimentación y descanso de agrupaciones de gaviotaspagazascharranesfumareles y limícolas, especialmente fuera de la temporada de cría.