Nuestro Padre Jesús de la Pasión, Plasencia

 

La Semana Santa de Plasencia aúna devoción y fe desde la religiosidad popular, tradición, diversidad y colorido en todos sus rincones. Esta fiesta, declarada de Interés Turístico, supone uno de los mayores y más auténticos atractivos turísticos de la ciudad.

Los cofrades ultiman estos días con nervios y una profunda emoción los preparativos para vivir un año más la representación de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo por las calles del centro histórico placentino, donde cerca de 6.000 penitentes pertenecientes a once Cofradías y Hermandades Penitenciales acompañan entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección a las imágenes titulares de sus hermandades.

La Semana Santa de Plasencia es, por derecho propio, una de las principales exposiciones de imaginería religiosa de Extremadura. Es una manifestación a caballo entre lo religioso y lo puramente artístico, que proporciona a los creyentes un motivo de reflexión, y a los demás la posibilidad, única, de ver las calles recorridas por unas imágenes que durante el año reposan en museos, iglesias y conventos.

Las características primordiales de la Semana Santa en Plasencia son idénticas a las de otras ciudades, puesto que todas parten de una misma tradición, pero con el tiempo han dotado a esta santa tradición con un nuevos puntos que suscitan la Fe y la devoción de su pueblo, así como la de los miles de turistas que visitan la ciudad del Jerte a lo largo de esta semana.

La razón de lo que sienten los vecinos de la ciudad del Jerte por su Semana Santa, estriba en el hecho de todos ellos saben que esta celebración hay que verla y hay que vivirla.